Home / Campeonato / Adulto / El pase (1)

El pase (1)

252913_le-demi-d-ouverture-du-stade-toulousain-luke-mc-alister-fait-une-passe-le-13-novembre-2011-a-toulouse-lors-de-toulouse-glloucester-en-coupe-d-europe

En el plan de destrezas individuales que mes a mes venimos desarrollando en detalle, una faceta fundamental del juego a la mano es el pase. Éste es el relevo indispensable de la acción, es lo que asegura la propagación del juego ofensivo y da al rugby su vivacidad.Por Géo TÉRMICO 

Largo o corto, cruzado, leve o con fuerza, en ruptura o sobre la marcha, existe una gran variedad de pases. Hay algunos decisivos que preparan un try, otros espectaculares o audaces que encantan al público, hay pases que le imprimen un ritmo a la acción. Hay pases anunciadores de un ataque por el abierto y los pases escondidos de un lanzamiento enrollado de un pack. Tenemos pases fáciles y pases más complejos, pero la calidad del pase se opera antes que nada en función de su elección y de su realización. No hay pases más lindos o menos lindos, hay solamente pases buenos o malos. Bueno porque el pase se realizó correctamente y habrá sabido adaptarse de la mejor forma a la acción, de la cual éramos el eslabón. Que habrá permitido a su destinatario ser el receptáculo del balón en ideal manera, como si fuese un regalo debidamente envuelto.
Pase clásico en carrera
Es el más básico de todos. Se hace sobre la marcha y está dirigido, hacia un lado, a un compañero. El balón es llevado con ambas manos delante de uno (en campo abierto), apuntando al in goal adverso. Debemos cuidar  de separar siempre bien los dedos para de esa forma tener un buen control de la pelota.
Hagamos una descomposición del movimiento desde el instante en que el jugador ha decidido de armar su pase. Antes de pensar en desprenderse del balón, el jugador debe buscar un punto de equilibrio en su carrera. Para esto, debe necesariamente alargar el último paso precedente al pase. Dispondrá de esta manera del tiempo necesario para desplegar su movimiento. Aquí, es la pierna que está adelante que va a servir de pierna de apoyo. Esta pierna  que está delante es siempre la pierna opuesta al lado donde va a partir el balón. Para simplificar, tomemos el ejemplo de un jugador diestro que quiere dar un pase a un compañero ubicado a su izquierda. Es la pierna derecha del que da el pase que servirá de pierna de apoyo.
La pierna derecha de estar bien plantada, en primer lugar el talón, adelante sobre el piso con el propósito de que el cuerpo tenga un apoyo sólido. Luego el pie derecho gira hacia la izquierda, orientándose hacia la dirección futura del balón. En lo alto del cuerpo, el movimiento ya ha comenzado con un balanceo de los brazos, bien alargados. El jugador ha llevado el balón de derecha a izquierda con un giro de la pelvis. Es de esta rotación  de derecha a izquierda que va a depender la amplitud del gesto y como consecuencia la velocidad del pase y su potencia.
El jugador apoyándose en su pierna derecha, tiende a inclinarse a ese lado, es para conservar su equilibrio que su hombro izquierdo baja. Terminando el movimiento, las manos del jugador se separan para liberar la pelota, los dedos siempre bien estirados para acompañarla en su partida. Al mismo tiempo, el compañero receptor, que se ha lanzado para presentarse levemente más atrás, alarga los brazos delante de él para acoger la pelota, enviada a media altura.
A menudo, el receptor está también en acción. Es por ello es conveniente de dirigir el pase delante de él, de tal forma que recupere el balón en carrera, sin estar obligado de detenerse o de desacelerar su carrera. El pase no deberá ser dado únicamente cuando el receptor se encuentra detenido.
Durante todo el movimiento, es importante que la mirada del pasador se fije sobre las manos de su compañero, siempre atento en seguir como evoluciona la posición de este último, es algo que influirá en la calidad del pase.
Las condiciones de juego pueden llevar a aportar algunas variantes. Si es marcado o bajo la presión de un adversario, el pasador no dispone de todo el tiempo necesario para darle una gran amplitud a su movimiento. Su balón va a partir entonces con una menor potencia. Este impulso, le es posible de recuperarlo en parte. Le bastará para ello de relanzar la pelota en el momento que deja sus manos por un impulso a nivel de sus puños. Su pase ganará en rapidez y llegara hasta las manos de su compañero.
Si, en la realización de un pase, la posición del compañero es importante, la del adversario lo es de la misma manera. El interés del pase, para el que lo ejecuta, es de atraer al máximo al defensor sobre él, siempre con el objeto de hacer la entrega a su compañero en las mejores condiciones. Lo hace a pesar suyo ya que es el portador del balón y por lo tanto el hombre en vista, pero debe forzar esta atracción y fijar al adversario sobre él hasta el último instante que precede al pase. Demasiado cerca del portador del balón, el adversario ya no estará en ese momento en condiciones de intervenir sobre el destinatario, próximo portador del balón.
Cuando efectúa un pase, veíamos que el jugador tomaba como apoyo el lado opuesto al de la dirección del pase. Esto tiene como efecto desplazarlo en relación al defensor que viene hacia él. El pasador va a presentarse no de frente sino de costado en relación al defensor. Si hay percusión, ella se hará para él en la zona del hombro –derecho en este caso- que lo protegerá y le dará un pequeño tiempo suplementario para dirigir su pase.
Pase en detención
Este tipo de pase a menudo después de una recuperación de la pelota por parte del medio scrum, hombre enlace del equipo. El pase en detención desemboca en la mayoría de los casos en un relanzamiento del juego.
En el pase en detención, el jugador, privado de impulso, utiliza al máximo su cuerpo para darle potencia a su pase.
Aquí, las piernas deben estar flectadas y separadas. Una hacia adelante (la punta del pie dirigida hacia la futura dirección de la pelota), la otra detrás, perpendicular a la primera.

Es a partir de la pierna que está detrás que comienza el movimiento, el balón posicionado a la altura de las caderas, sobre el costado de esta pierna que se ubicó detrás. La mirada, ésta ya se ha puesto en las manos del destinatario del pase.
El balanceo que parte de la derecha del jugador y vuelve al eje, va acompañado de una rotación de la pelvis y los hombros, lo que permite dar la amplitud necesaria.
En el desarrollo del movimiento, la pierna que está detrás gira y se reubica en el eje del pase, la pierna que está delante juega el rol de pierna de apoyo, El jugador la utiliza por otro lado ejerciendo presión sobre ella, dando de esta forma toda la potencia a su pase.
En el instante que el balón huye, los brazos se tienden hacia adelante al mismo tiempo que los dedos se separan para acompañar la partida del balón en la continuidad del movimiento.

Check Also

FINAL APERTURA 1ra Division Adultos 2018

V FESTIVAL DE MENORES ARRV- OLD NAVY

  Estimados amigos, el Domingo 10 de junio se realizará el V Festival de Menores ...

Agregar un comentario