Home / Amigos / El jugador en juego según Villepreux

El jugador en juego según Villepreux

201210100929

Concebir el rugby como un deporte de enfrentamiento nos parece insuficiente al momento de  dar cuenta de su riqueza. La verdadera originalidad de este juego reside a la vez en el número de jugadores participantes como en su necesidad de cooperación.

Esta complementariedad nos permite definirlo y de una manera más apropiada como un “deporte de enfrentamiento organizado”. Definición que condiciona la producción del jugador, ya que la función de éste consiste cabalmente en jugar respondiendo de manera cada vez más precisa a las exigencias del juego en todas sus dimensiones. Dispone para ello de un potencial que se expresa en sus capacidades técnicas, tácticas, mentales; capacidades que, evidentemente, interactúan en su producción lúdica. El fin de la formación es, antes que nada, intentar ir hacia la excelencia, lo que obliga al educador a poner en pie una pedagogía apropiada.
En el marco de tal formación, debe necesariamente saber que la elección de un tipo de juego tendiente a la multiplicación de fases de movimiento, impone ciertas prioridades. Ya no puede tratarse solamente de desarrollar las “capacidades gestuales” (la técnica individual, el cómo hacerlo); por el contrario, aparece como algo capital privilegiar la inteligencia de juego en el jugador, con el objeto de darle los medios de controlar, al mismo tiempo que su propia producción, la de los otros (acciones simultaneas de compañeros y de adversarios comprometidas en el movimiento). Esta acción específica de formación debe conducir progresivamente al jugador a adquirir, en relación con su nivel, una cantidad y una calidad de conocimientos tácticos óptimos, que le permitirán leer el juego, de interpretarlo de manera racional, de identificar, en los plazos más breves, las situaciones momentáneas y características; en definitiva “jugar justo”. Jugar bien no es, y de ninguna manera, un don dado al jugador, sino el resultado de la formación de la inteligencia táctica; esto es, antes que nada, para nosotros, la expresión de las capacidades perceptivas del jugador:
–       Interpretar la situación: ¿qué es lo que pasa?
–       Decidir la opción de acción: ¿qué hacer?
–       Efectuar lo que se ha percibido: ¿cómo hacerlo?
A la manera de un conductor en la ruta, en relación con las reglas (el reglamento de tránsito), transforma en acción (adelantar, disminuir velocidad, etc.) lo que ha percibido (bien o mal).
El jugador en juego actúa utilizando todos sus sentidos, visual, auditivo, toda su propiacepción*. Es el cuerpo entero y su tono que participan en la acción. La justeza del movimiento se traduce en un compromiso entre la actividad perceptiva (informacional) y las aptitudes motrices momentáneas del jugador. Éstas se expresan en términos de capacidades energéticas (resistencia, potencia, fuerza, agilidad, soltura, equilibrio, etc.). Esta dimensión energética que representa de forma más simple los medios físicos del jugador está directamente a disposición de las capacidades tácticas de éste. Vale decir que el mejor decatleta no llegará a ser eficaz si no ha recibido una formación táctica adecuada. Sólo éste último está en condiciones de volver operacional su potencial físico. Toda producción eficaz no es otra cosa que la resultante de la combinación “buena comprensión – acción”.
El proceso de acción no estaría completo si olvidásemos hablar de la dimensión sicológica (el mental) que recurre al entusiasmo del jugador, la seriedad, el placer, la moral, el control de sí mismo… Esta dimensión, como la dimensión física, optimiza la dimensión táctica.
* Propiacepción: percepción que el jugador tiene de la posición y del movimiento de las diferentes partes de su cuerpo.
EL JUGADOR EN JUEGO
capaz:
DE DECIDIR

(elección):
-manera de ver,
-de comprender,
-de interpretar situaciones.
DE REALIZAR
(respuesta):
-calidad técnica.
ES LO INFORMACIONAL

De comportamientos que expresan:

-el entusiasmo,
-el placer,
-el control de sí mismo, etc.
ES EL MENTAL

De ser:

-resistente,
-potente,
-fuerte,
-ágil,
-suelto,
etc.
ES LO ENERGÉTICO

 DIMENSIONES MEJORABLES
POR
EL ENTRENAMIENTO
 EL ENTRENADOR RESPONSABLE MEDIANTE

LA FORMACIÓN TÁCTICO-TÉCNICA
LA FORMACIÓN MENTAL
LA FORMACIÓN ATLÉTICA

 DEL DESARROLLO DE LA PERSONALIDAD DEL JUGADOR
EN ACCIÓN (SU DISPONIBILIDAD EN JUEGO)
 Fuente: Pierre Villepreux, Le Rugby, 1991. Traducción Tata Navarro.

Check Also

Este sábado 11 de Noviembre se realizará la segunda fecha del Torneo Nacional de Asociaciones ...

2da Fecha TNA 2017: Acompaña a tu selección!!

2da Fecha TNA 2017/   SELECCION ARRV vs SELECCION SUR Este sábado 11 de Noviembre, a ...

Agregar un comentario