Home / Amigos / El club, un organismo

El club, un organismo

Tata Navarro
Tata Navarro

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Hasta qué grado un club puede prescindir de una directiva? Si hasta cierto punto podemos hacer la economía de una estructura de organización, es porque estamos en un grado primario y germinal. Inicio incompleto que al originar un desarrollo en el tiempo irá constituyendo una diversidad.

 

Por Tata NAVARRO

 

El crecimiento implica complejidad, lo que nos obliga a organizarnos en una estructura. Diversidad en edad y sexo con necesidades crecientes en equipamiento (cancha, implementación) y cuerpo técnico (entrenadores y monitores). Pasamos de un equipo dirigido en un comienzo por un entrenador a una multiplicidad de grupos. Aparece la figura de estructura: articulación de partes diversas y separadas (no aisladas ya que articuladas) en una unidad; en esta figura, la alteración de una de las partes bajo la forma de crecimiento, multiplicación, disminución, desaparición, ausencia u otra, modifica en mayor o menor medida la totalidad.

La diversidad de edad y sexo, las diferentes tareas a desarrollar por la organización, en definitiva la complejidad, como en empresas de todo tipo y en el ámbito que sea, conduce a una diferenciación originada por la división del trabajo en diferentes misiones, de manera horizontal y vertical.

La diferenciación horizontal corresponde a la forma en que las tareas realizadas se subdividen entre sus miembros en tareas rutinarias y uniformes (estandarización), o bien a la división de las tareas según el grado de conocimientos específicos que se requieren para ser realizadas (especialización).

La diferenciación vertical se asocia a los niveles jerárquicos de control y toma de decisiones en la organización.

Pero el proceso de diferenciación de una organización, tiene que ir acompañado por uno de integración, orientado a coordinar las tareas que se llevan a cabo en la organización.

Podemos distinguir cuatro factores que pueden ayudarnos a determinarnos frente a un club en cuanto a envergadura, necesidades y buen o mal funcionamiento (su estado de salud):

·         Tiempo

·         Edades y sexo

·         Cantidad

·         Espacio

Como todo organismo vivo, un club evolucionará en el tiempo y deberá luchar por su sobrevivencia. Lo ideal en este sentido debería ser ir creciendo y fortaleciéndose, hecho históricamente verificable en el lapso de tiempo que va desde el nacimiento del club hasta su actualidad; veremos que en no pocos casos hay clubes con altos y bajos, clubes estancados y otros en franca decadencia. Consideremos que un crecimiento al infinito es impensable y en ese sentido ha de haber un punto de saturación.

Las diversas categorías de edad y sexo darán cuenta de la capacidad integradora y la voluntad por afirmarse en el tiempo de un club.

La cantidad de practicantes dará cuenta del poder de seducción de un club para captar adeptos, realizando difusión o no, en medios y establecimientos educacionales.

Finalmente el espacio en el que está asentado un club para sus entrenamientos y jugar partidos, puede darnos signos sobre su grado de estabilidad y pertenencia

Check Also

Este sábado 11 de Noviembre se realizará la segunda fecha del Torneo Nacional de Asociaciones ...

2da Fecha TNA 2017: Acompaña a tu selección!!

2da Fecha TNA 2017/   SELECCION ARRV vs SELECCION SUR Este sábado 11 de Noviembre, a ...

Agregar un comentario