Home / Amigos / El juego de los All Blacks es un sello de calidad

El juego de los All Blacks es un sello de calidad

 

 

¿Cómo no volver sobre el rugby de los Blacks? En el rugby actual hay ahora a todas luces los neozelandeses y los otros. El grand slam logrado con su última confrontación frente a África del Sur en el Four Nations y la calidad de su diversas producciones contra unos y otros, me obligan a decir que ellos no tienen ninguna intención de compartir con los demás ni las victorias ni, aún menos, su rugby.

 

Este juego « made in New Zealand » es un sello de calidad que es garantía de espectáculo para aquellos que lo miran. Un sello que se impone a sus adversarios, todos, obviamente dispuestos mentalmente al desafío y sin ceder en el combate físico, entiéndase intensificándolo, esperando de esa forma desestabilizarlos e introducir esa pizca de duda que permitiría trabar la hermosa maquina de juego. Cuando un colectivo llega a proponer el juego con tal certidumbre, es lógico experimentar colectivamente una gran dicha, cuando uno u otro entra en el in goal adverso. Lo que importa, no es quien marca, si no cómo, y en ese sentido, la facilidad con la cual los encadenamientos de juego se realizan, parecen rozar la insolencia.

 

Esta posición dominante de los All Blacks en nuestro mundo rugbístico no es nueva. Desde siempre han estado a la búsqueda del mejor rugby. Esta búsqueda de calidad en el juego se inscribe desde siempre en los genes de estos isleños, siempre dispuestos a perfeccionarse. Pero para que esto sea así, es conveniente al mismo tiempo estar armado mentalmente para no satisfacerse nunca ni de su producción, ni de sus mejores resultados. Entonces, los éxitos, incluidos los más rotundos, no son considerados como un fin si no como una etapa. Para entrar en esta lógica y en un juego que favorece la creatividad, es necesario de todas formas tener talento, pero al mismo tiempo coraje, los dos son componentes indispensables en la voluntad de ir hacia un perfeccionamiento ilimitado, tanto individual como colectivo.

 

Su victoria sin contratiempos en esta competencia, les confiere hoy en día una posición dominante en el tablero mundial, mostrando que han digerido bien, al mismo tiempo su título de campeones del mundo y el cambio de entrenador, que ha sabido inscribirse y posicionarse en esta continuidad de método y de trabajo, aquella que concierne al juego y su manera de abordarlo, vía el estado de espíritu a preservar, para ganar cierto, pero no de cualquier forma.

 

Nos queda servirnos del juego all black como fuente de enriquecimiento. La próxima gira que los neozelandeses van a efectuar en Gran Bretaña, puede servirle a los europeos para hacer evolucionar favorablemente el nivel, a la vez del estado de espíritu con respecto al juego, pero al mismo tiempo tácticamente, en la diversidad de las modalidades de adaptación que ellos proponen, para hacer frente a las exigencias defensivas cada vez más elevadas del juego actual. Por otro lado y justamente, la facilidad con la cual fueron marcados los tries ha parecido volver ridícula la intensidad y la organización defensiva de los sudafricanos, completamente superados por la justeza del juego de movimiento y de pases impuesto por los “negros”, un juego al cual hoy en día no tienen acceso y por el que también no estarán exentos de ser interpelados.

 

Pierre Villepreux

 

Fuente: Rugbyrama.

 

Publicado el 09/10/2012.

 

Trad.: E. Navarro.

Check Also

Este sábado 11 de Noviembre se realizará la segunda fecha del Torneo Nacional de Asociaciones ...

2da Fecha TNA 2017: Acompaña a tu selección!!

2da Fecha TNA 2017/   SELECCION ARRV vs SELECCION SUR Este sábado 11 de Noviembre, a ...

Agregar un comentario